Teléfono
656974277
Contacto
lp@lorenapanea.com
Horario

Lun-Vie, 10h-14/17h-20h

SAB cita previa

Dirección

C/Torrent de l'olla 110

Barcelona

C/Torrent de l'olla 110

Barcelona

Lun-Vie, 10h-14/17h-20h

SAB cita previa

Premios Jóvenes Diseñadores – de jurado en Extremadura
·

Premios Jóvenes Diseñadores – de jurado en Extremadura

·
Anna Wintour dijo que para crear una marca de moda se tardan 10 años. Efectivamente es verdad y sinceramente creo que cualquier tipo de atajo en ese crecimiento puede ser muy peligroso en la vida profesional de cualquier diseñador. Sin embargo, también es cierto que la historia de un artista y de cualquier diseñador se hace de hitos, logros y conquistas.
Quizás mi vida como diseñadora haya cambiado el día que la Asociación Nacional de Jóvenes Diseñadores me nombró como la “Mejor Diseñadora de Extremadura” (allá por el 2013) y la representante de la región en los Premios Nacionales de Jóvenes Diseñadores.
Después de ese logro, cada vez más mujeres quisieron conocer mi trabajo (y comprar mis creaciones), abrí mi primera tienda propia en Mérida, me otorgaron algunos galardones más tanto en Madrid como en Extremadura, abrí mi segunda tienda propia en Barcelona y dentro de un par de meses desfilaré por primera vez en la pasarela más importante de España: la Barcelona Bridal Week 2019 – pero sobre esto ya hablaré otro día…
Ahora años después, volví a estar allí en Extremadura pero esta vez como parte del jurado que elegiría al Mejor Joven Diseñador de la región. Siempre que puedo, me gusta estar allí para el evento y como forma de apoyo a la moda extremeña.
Ya hace un par de años tuve el honor de hacer de jurado también, el año pasado no pude asistir por motivos profesionales, pero este año no he querido volver a perdérmelo y la gala no fue para menos.
Como madrina de los premios, estuvo Raquel Sanchez Silva, la presentadora del programa Maestros de la Costura en TVE.
Luego el jurado lo completábamos Laura Victoria, la ex-miss Paquita Torres, la vizcondesa Ana María, el modisto Manuel Lobo, una representante del Canal Extremadura, una de mis modistas preferidas Maria José Soler y, finalmente, yo misma.
El público llenaba el recinto, como no lo había visto yo nunca – me atrevo incluso a decir que había más gente que en muchos desfiles de la Mercedes Benz Fashion Week, la 080 u otros eventos de moda nacionales.
Y luego los protagonistas: los jóvenes diseñadores que desfilaron sus colecciones. ¡Qué nivel!
La calidad de los diseñadores sigue subiendo a cada año y cualquiera de estos diseñadores tiene un potencial inmenso que la moda española no debería desperdiciar. Y España no debería tampoco perder la oportunidad de fomentar una moda nacional que crea industria, arte y promueve talento.
Total, que quiero remarcar que allí no he visto a “buenos y malos” o “ganadores y perdedores”. Todos los participantes me parecieron francamente buenos, espero que esta experiencia les haya servido para crecer en su carrera como diseñadores y que en ningún momento desistan de su sueño. Es lo que hice yo en su momento.
Simplemente hay colecciones que tienen mucho sentido en la sociedad actual y otras colecciones se enmarcan más en tendencias puntuales o gustos más subjectivos. Pero, y una vez más insisto, ninguna de las colecciones fue mala.
Entonces hablemos de las 3 colecciones que más me gustaron.
Una de ellas, ni siquiera concursó este año, sino que fue la gran ganadora del año pasado. Y no solo en Extremadura, sino que fue la ganadora en los premios nacionales. Laura Manuela Sánchez es actualmente la “mejor joven diseñadora” de España y el título es claramente merecido.
Esta extremeña creó una de las colecciones más bonitas que he visto nunca, inspirada en el folclore extremeño pero con un toque de romanticismo tan actual, y a la vez comercial, que me pondría todas las prendas de su colección en varios eventos de mi vida.
Luego no pude parar de fijarme en Marta Gómez de Marinetti Project, una de las diseñadoras que optaba al premio. Cómo me gustó lo que trajo a la pasarela. Una colección muy athleisure, comercial, con tejidos sostenibles y con un mensaje que simplemente me encantó.
En mi opinión podría haber sido ella la ganadora, por su visión artística, social y a la vez comercial. Espero que tenga muchas oportunidades en el futuro próximo, porque dentro de unos años, esta mujer podrá estar llegando lejos en la moda.
Ya veré de que forma puedo ayudar o contribuir en este sentido…
Finalmente, hablemos del gran ganador: Marce Trigo.
Para el jurado, la victoria fue muy clara y para mí a nivel personal, aunque siempre me mantengo imparcial con la responsabilidad que tengo, al final del evento me sentí muy feliz por Marce, por 3 razones:
La primera de esas razones es porque, hace años, Marce fue mi ayudante en mi atelier de Mérida y sé la pasión que tiene este joven talento por la moda. He conocido a pocas personas en mi vida a quién les gustase la moda tanto como a mí, de forma auténtica y más allá del glamour y famoseo – pero Marce es una de esas personas y que además no para de formarse, viajar y progresar como diseñador. Y la colección que presentó es la prueba de ello.
La segunda porque la mayoría de los diseñadores se dedican a diseñar prendas del pasado. Todos los años, vivo la vuelta de las décadas pasadas, entre los años 50 a los 90, lo cual se vuelve ya muy aburrido…Pero Marce se atrevió a diseñar lo que puede ser el futuro, lo cual tiene mucho mérito.
Por último, la tercera razón es porque hay una lección que todos hemos de extraer de su victoria.
Marce se presentó a estos premios por 3ª vez. En la primera de ellas, hace 2 años yo misma también era parte del jurado pero como jueces no dudamos en atribuir el premio a otra gran diseñadora, María Engo.
El año pasado sé que concursó también, pero no pude marcar presencia en los premios por motivos profesionales, por lo que no conocí en persona su colección y finalmente ganó Laura Manuela Sánchez – que ya se sabe que llegó a los premios nacionales en Madrid y los ganó categóricamente.
Entonces, después de insistir por 3ª vez, llegó finalmente la vez de Marce y de forma muy merecida.
Esto es la moda, un poco como en la vida misma, y es por eso que no cualquiera llega lejos en este difícil mundo. No hay que desistir, pero a la vez hay que ser flexible; hay que evolucionar, crecer y seguir dando pasos sólidos, sin tampoco querer crecer demasiado deprisa, porque la curva de aprendizaje en la moda es muy larga y durante este proceso uno siempre va a cometer errores.
Así que enhorabuena al ganador y esta ha de ser la lección que queda para todos/as los/as demás diseñadores/as.
Una lección que yo misma intento recordar como diseñadora, como mínimo hasta alcanzar los 10 años con mi propio atelier y de preferencia hasta jubilarme.
Lorena Panea.